Moderación de una comunidad virtual

Creación de Comunidades Virtuales

7. Moderación de una comunidad virtual

Moderar una comunidad virtual es una tarea llena de retos y satisfacciones. Los moderadores tienen la responsabilidad principal de mantener la comunicación fluyendo en la comunidad. Quizás la tarea mas visible y obvia en cualquier comunidad virtual para un moderador es determinar si un mensaje es apropiado para darle paso a su publicación o de otro modo, solicitarle al emisor del mismo que modifique el mensaje o rechazar su publicación por considerarlo inapropiado para la comunidad. Pero la función mas importante  en una comunidad virtual de aprendizaje, es la de velar porque los miembros de la comunidad participen en la vida de ésta y contribuyan al aprendizaje de todos.

El flujo de la comunicación es la vida de una comunidad virtual. Una comunidad virtual, para que exista, requiere un fluir continuo de intercambios entre sus miembros. Esa es la médula de la comunidad y es la tarea principal de su moderador (a). En el descargo de esa autoridad que le concede la comunidad a uno de sus miembros, se le confía la aplicación del buen juicio, el liderato y la sensatez que requiere una posición de esa importancia. Esto es así porque una comunidad mal moderada o moderada caprichosamente puede apagarse rápidamente, sobre todo si los conflictos que usualmente surgen no son manejados adecuadamente.

De la misma forma en que surgen conflictos en los grupos y comunidades presenciales y donde quiera que existan personas colaborando, también en las comunidades virtuales surgirán situaciones conflictivas. El manejo de éstas se facilita si previamente se han establecido acuerdos de participación claros y en los que participaron los miembros de la comunidad (ver sección Sociabilidad).

 Los acuerdos de participación, sin embargo no evitarán que en ocasiones, el o la moderadora tenga que lidiar con situaciones en las cuales se incomode algún participante. Las decisiones de los moderadores al intervenir en un conflicto o disputa entre miembros de la comunidad deben regirse por los acuerdos de participación y el bienestar de la comunidad. Obviamente en ocasiones alguien se incomodorá lo suficiente para abandonar la  comunidad y esto es inevitable. Hay comunidades que se han visto en la necesidad de llevar a votación la salida de un miembro, lo cual aun cuando no debe ser la primera opción, es una salida razonable en caso de que no se pueda llegar a un acuerdo. Lo importante es que los moderadores tengan clara su  función y la ejerzan con sensatez. En el caso de comunidades virtuales vinculadas a cursos en línea le corresponde mayormente al docente esa función de moderador.

Sabemos por experiencia que el/la docente es una figura central en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Aún bajo el enfoque constructivista, le corresponde al docente la responsabilidad de diseñar y facilitar lo que ocurre en el curso sea éste presencial o virtual. Por tanto, el diseño de los procesos de interacción en un curso en línea son su responsabilidad y los esfuerzos por que la participación estudiantil fluya en este espacio le corresponde alentarla al propio docente. De igual forma la solución de conflictos es de su responsabilidad aunque se apoye en la participación de algunos estudiantes. La función de moderación es crítica en una comunidad de aprendizaje virtual ya que de su efectividad en buena medida depende que se logre la participación de los estudiantes.

La participación estudiantil en las comunidades virtuales toman diversas formas y contribuyen de manera distinta a la efectividad de la misma. A continuación algunas de las maneras en las que los estudiantes participan:

  • aportaciones argumentativas sobre los contenidos presentados de manera que otros estudiantes puedan reaccionar;
  • aportaciones no relacionadas con los contenidos pero que contribuyen a establecer comunidad. Estas aportaciones acercan los participantes y socializan los nuevos miembros o aquellos sin experiencia en comunidades virtuales;
  • aportaciones relacionados con los contenidos pero que trascienden la temática específica. A pesar de que en ocasiones pueden desviar las discusiones, en otros casos pueden enriquecerlas. Aquí, la moderación ejerce su juicio y trae de vuelta la discusión. De ser necesaria puede llamar la atencion del participante sobre la naturaleza de sus aportaciones;
  • aportaciones de llamada a la participación de los que no participan. Hay estudiantes que se toman la iniciativa de llamar a sus compañeros y compañeras de la comunidad a participar en los intercambios, estos tambien aportan a la sociabilidad de la comunidad.

Naturalmente aún cuando los estudiantes participen será la moderación quien facilitará y alentará esa participación aparte de orientarla para cumplir con los propósitos de la misma.

Algunas de las formas que los moderadores pueden utilizar para lograr la participación efectiva de los miembros de la comunidad virtual son:

  • asegurarse de que las preguntas en los foros de discusión estén claras y enfocadas;
  • orientar las preguntas y planteamientos para discutir hacia la construcción de conocimiento;
  • establecimiento de reglas de participación que alienten la participación real no aceptar aportaciones superficiales (“estoy de acuerdo” ; “muy acertado”);
  • estar atento a la posibilidad de generar lineas de discusión entre grupos de participantes sobre un tema que se destaca;
  • cuestionar a los participantes de manera que ellos reconsideren sus participaciones;
  • motivar individualmente aquellos que no participan efectivamente;
  • reclutar el apoyo de estudiantes para alentar la participación de individuos o grupos;
  • alentar la conversación horizontal;
  • velar por el respeto y la discusión de ideas , no de personas;
  • velar porque las comunicaciones no contengan anuncios o material irrelevante;
  • evitar la colocación de aportaciones anónimas salvo en excepciones justificables.

Estos son algunas de las funciones que los docentes como moderadores asumen y que contribuyen a la efectividad de una comunidad virtual. Además de estas funciones, los docentes, como investigadores pueden asumir las comunidades virtuales como escenarios en los cuales exploremos diversas estrategias de comunicación mediada por las computadoras para beneficio de futuras comunidades.

anterioranteriordivisorproximoproximo